¡Las lapiceras llegaron a segundo!

Adivinando números y palabras descubrieron el regalo y los mensajes que las familias habían preparado para ellos! Y como decían en muchos de los mensajes que leyeron: ¡Estamos listos para escribir sueños y deseos en este nuevo desafío!